Compartí en tus redes sociales

El 28 de marzo arrancaba una aventura que incluía 8 vuelos, trenes varios, 5 países y varias ciudades. Acá les contamos la primera etapa del viaje volando con Latam a Miami.

Antes de llegar al aeropuerto

Debíamos salir 19.10 desde aeroparque a San Pablo en un vuelo de Latam y luego combinar con un vuelo de American Airlines rumbo a Miami.

Cuando quise hacer el check in me lleve una sorpresa, el vuelo ya no figuraba 19.10 si no 17.30. Los 6 en el mismo vuelo pero había cambiado el horario.

Llamé a Latam y me dijeron que habían sacado la frecuencia de las 19.10 y ahora las combinaciones en São Paulo se hacían con el vuelo de las 17.30. Menos mal que hice el check in online, si no perdía el vuelo porque hubiese llegado dos horas antes al aeropuerto y el vuelo de las 17.30 ya iba a estar cerrado.

Llame al call center para ver que había sucedido y no supieron explicar, tampoco cambiarnos el vuelo porque era el fin de semana de pascuas y todo iba lleno. Reconfirmé las dos comidas gluten Free, por las dudas que con el cambio de vuelo se hayan perdido y me dieron el ok.

En el aeropuerto

Llegamos al aeropuerto y había muchísima gente, los vuelos estaban sobrevendidos, pero por suerte al haber hecho check in online teníamos nuestros asientos.

La persona que nos atendió en el mostrador nos dijo que no podía darnos los boarding de American Airlines ya que el vuelo no era por latam. (Era código compartido y el ticket vendido por ellos).

Que al llegar a GRU vayamos a cualquier mostrador de American Airlines que nos darían nuestro boarding. Las maletas estaban embarcadas con destino final Miami.

Por otro lado reconfirmamos la comida gluten Free y nos dijeron nuevamente que estaba todo solicitado.

A bordo

En el vuelo a San Pablo sirvieron el refrigerio y cuando le decimos al TCP que teníamos comida gluten Free.

Nos dice que en vuelos cortos (de menos de 3.30 horas) no hay comidas especiales, pero Iba a revisar si encontraba alguna fruta o algo de los pilotos.

Muy amable nos dijo que no había nada. ¿No deberían avisar esto? Siempre nos confirmaron que había comida apta.

Al llegar a San Pablo nos dirigimos a conexiones y nos piden el boarding, claro, no lo teníamos. Nos dijo que debíamos hacer migraciones y volver a realizar el check in. Con valijas ya despachadas a Miami.

Lo hicimos, no nos quedaba otra. ¿Que raro que manden las valijas al destino final pero no puedan imprimir un boarding de conexión, no?

Ya en la sala de embarque aprovechamos para ir al VIP que hay en el aeropuerto y nos tomamos el vuelo de American Airlines rumbo a Miami.

Ahí si con comida gluten free, un vuelo normal. Con buen entretenimiento a bordo y comenzando a disfrutar de unas vacaciones familiares.

Compartí en tus redes sociales