Compartí en tus redes sociales

Catacumbas de París

Llevaba unos días en París y ya había realizado todas las actividades planeadas en mi itinerario. Se me ocurrió preguntar en Twitter si alguien recomendaba algo para hacer. Un amigo mío me recomendó fervientemente que visite las Catacumbas de París, así que hacía allá fui.

Las Catacumbas de París originalmente fueron unas minas, las cuales se desgastaron y pasó, en 1786, a ser uno de los cementerios más famosos de la capital francesa.

Está ubicado en el siguiente lugar:

Para ser más preciso, la entrada se encuentra justo enfrente al monumento dedicado a la defensa nacional.

defensa nacional

La entrada es muy pequeña, pero afuera veremos una laaarga fila, ya que dejan ingresar de a 200 personas como máximo.

A diferencia de la enorme mayoría de los lugares a visitar, en las Catacumbas de París no tenemos la opción de comprar nuestros tickets por internet. Hay que hacer la fila sí o sí. Se pueden sacar con efectivo o con tarjetas de crédito.

Entrada Catacumbas

Como podemos ver en la foto de arriba, la entrada general cuesta 12 Euros. Pero la clave es sacar la entrada con audioguía, la cual cuesta 17 Euros.

audioguía

No hagan como yo, me perdí cualquier cantidad de detalles por no contratar la audioguía #FAIL.

Una recomendación, si sufren de claustrofobia NO vayan. Es una caminata de una hora, o más, bajo tierra por pasillos estrechos y repleto de humedad.

Apenas cruzás unos molinetes hay una larga escalera en caracol para bajar.

escaleras

Una vez finalizado el descenso comienzan las Catacumbas de París.

En el primer tramo no se ve nada destacable, solo un largo y estrecho túnel.

Catacumbas

Luego de unos pocos minutos nos cruzamos con el “plato principal” de las Catacumbas de París: Huesos.

Huesos

Muchos huesos.

más huesos

una infinidad de huesos, diría.

y más huesos

¿Hay algo más para ver? Sí, más huesos (?).

muchos huesos

ojo, la cruz esa no está hecha de huesos.

Y así hasta terminar la visita.

Obviamente, tiene una interesante historia atrás, y todo eso. De hecho, dicen que ahí CAPAZ están los huesos de Robespierre y otros revolucionarios franceses. Pero andá a reconocerlos (?).

¿Vale la pena visitar las Catacumbas de París? Yyyyy… digamos que si te gusta lo tenebroso sí. Igualmente, es un poco caro y monótono.

 

 

 

Compartí en tus redes sociales