Compartí en tus redes sociales

Turks and Caicos

Lo primero que tenemos que saber de Turks and Caicos es que no es un país independiente, sino que es un territorio dependiente de Gran Bretaña.

Aunque suene raro su moneda es el dólar americano.

Turks and Caicos es un conjunto de islas que forman el territorio.

Las más conocidas son: Providenciales, qué es la más turística, y Grand Turk, qué es la que recibe a los cruceros que llegan con pasajeros.

La isla está ubicada al norte de La Española, la isla que comparten Haití y Republica Dominicana.

Providenciales tiene al norte una gran bahía que da al Océano Atlántico con aguas muy tranquilas, para realizar deportes naúticos, o bien hacer buceo y snorkel.

Al sur de la isla se encuentra el Banco de Caicos, un gran banco de arena que es el centro de todas las islas. Allí se puede hacer kitesurf, bonefishing y algunas otras actividades que requieren de viento. Por lo general sopla de sur a norte, por lo tanto en la zona en la cual se encuentran la mayoría de los hoteles el clima es calmo.

En cuanto al alojamiento vamos a hablar de 3 opciones:

All Inclusive:

Existen dos hoteles all inclusive en Providenciales: uno es el Club Med y el otro es el Beaches. De ambos pasé por afuera, Al Club Med lo noté un poco dejado, no ví que haya gente ni actividades.

En cambio al Beaches lo tenía más cerca y constantemente veía movimiento. Tienen barcos que te llevan a hacer buceo y snorkel, kayak, botes a pedal, windsurf, hobie cats, y muchas actividades dentro del hotel. Fue elegido por tercer año consecutivo como el mejor hotel all inclusive para la familia.

Casa/Villa:

Antes de venir averiguamos por AirBNB y encontramos varias opciones. Finalmente, nos inclinamos por un hotel, pero si volvemos quizás optemos por una casa con salida al mar.

Hotel:

La mayoría de los hoteles de Turks and Caicos son 4 o 5 estrellas, hay muchísimas opciones para elegir en cuanto a precio, servicios y ubicación.

Nosotros elegimos The Somerset que está muy bien ubicado. Teníamos una unidad gigante con cocina, dos baños, una habitación grande, living comedor y un balcón con vista al mar.

Terminamos eligiendo ese hotel porque mi flamante esposa es celíaca y siempre es mejor contar con una cocina propia, para poder cocinar lo que uno quiera.

Casa

Supermercado:

Existe una gran cadena de supermercados que se llama IGA. La misma tiene dos sucursales en las áreas turísticas, una en Grace Bay y la otra en Leeward highway. Tienen todo lo necesario: Comida hecha, comida frisada, enlatados, etc.

Todos los productos provienen de Estados Unidos, así que uno quizá se encuentre familiarizado con los mismos. La fruta es de excelente calidad.

Yo, por ejemplo, fuí con unas bicis del hotel a hacer las compras, serán unos 10 minutos y un paseo muy lindo.

birras

Gluten Free:

Era toda una incertidumbre. Al llegar nos dimos cuenta que podíamos estar tranquilos, el chef del hotel nos dijo que tenía una familiar celíaca y que sabía manejar el tema, que iría al supermercado a comprar productos para que podamos comer todo.

Nos consiguió Pizza, Pan de hamburguesa, nos cocinó un budín de banana para el desayuno. Así que estábamos muy tranquilos dentro del hotel.

Mismo en el supermercado casi todos los productos congelados son aptos para celíacos, a lo ya mencionado agrego: salchichas, panadería (dulce y salada), fideos, cereales.

Realmente el celíaco puede ir tranquilo a Turks and Caicos que va a tener muchísimas opciones.

Transporte público:

El único transporte público que existe en Turks and Caicos es el taxi y es una fuente de trabajo muy importante para la isla. Por eso los hoteles no pueden ofrecer servicio de transporte al aeropuerto.

El costo, en nuestro caso, fue de $28 dólares por las dos personas del aeropuerto al hotel, por cada persona adicional dentro del grupo cobran un 50% de la tarifa.

Las tarifas de los taxis son base doble, o sea si viaja una o dos personas sale lo mismo.

tarifas

Alquiler de auto:

Nosotros alquilamos auto por un día. Fue en Avis de Grace Bay y lo devolvimos en el aeropuerto. Con seguros tuvo un costo de $57 dólares por el día, y es la opción más económica.

Lo elegimos por dos motivos: teníamos ganas de ir a almorzar a un restaurante de playa muy conocido que se llama Bugaloos. Éste queda en una zona más lejana que el aeropuerto (15 minutos en auto). Hicimos cuentas, entre ir y volver de Bugaloos, y al día siguiente ir al aeropuerto ,nos convenía sacar un auto por un día. Además lo usamos para recorrer un poco más la isla.

auto

Excursiones:

Vinimos con necesidad de relajarnos y el lugar da para eso. Todos los días teníamos actividades náuticas en el hotel y la única excursión que hicimos fue snorkel de medio día.

Obvio, depende de los gustos de cada uno, pero esa excursión esta muy bien en cuanto a tiempo y precio.

Es un viaje en barco rumbo a la barrera de coral, donde te sueltan y nadás libremente entre los peces.

Luego, te llevan a Iguana Island, te muestran cómo se prepara el caracol (o concha como le dicen en Turks and Caicos). Podés recorrer la isla, comer algo y te llevan de regreso al hotel.

Hay mucha gente que viene a hacer kitesurf, la zona sur de la isla se presta mucho para este deporte.

Los restaurantes:

la mayoría de los restaurantes de Turks and Caicos son “gourmet” y tienen chef que preparan platos propios. Muchos de éstos forman parte de los restó de los hoteles, pero están abiertos al público en general.

Los precios no son baratos. Hay que calcular entre $20 y $30 dólares por almuerzo. En la cena el numero asciende a $40 y $60.

Claro está que si uno quiere bajar los costos puede cocinar en el apartamento lo que haya comprado en el supermercado.

Fish Fry:

Todos los jueves en la zona conocida como Bight Park se realiza un festival donde la gente local pone distintos puestos con artesanías, comidas (en su mayoría pescados y mariscos) y una banda tocando música en vivo para poder tener una experiencia bien local. Se genera un gran clima y vale la pena ir a visitar un rato el Fish Fry.

Fish Fry

Sin dudas Turks and Caicos es un destino exótico que nos dejó encantados. Su gente, sus playas y calor hacen que sea un exclusivo lugar de vacaciones, tanto para parejas, como familia o amigos.

Compartí en tus redes sociales