Compartí en tus redes sociales

A la hora de visitar una ciudad siempre es lindo conocer algún mercado local. Paseando por Tel Aviv nos encontramos con el Shuk HaCarmel.

El Shuk HaCarmel es un mercado al aire libre – aunque tiene sus toldos – donde podés encontrar un surtido de cosas. En el centro de la ciudad de Tel Aviv, a cuatro cuadras de la playa se encuentra este mercado.

El paseo no es muy pintoresco, son puestos como los de las ferias en Buenos Aires que toman la calle y se vuelve peatonal.

Si tenés ganas de conocer más de Israel mirá todas nuestras experiencias.

¿Qué puedo comprar en el Shuk HaCarmel?

Hay una infinidad de objetos que se pueden comprar de alimentos: Comida para el momento (más adelante tiene su apartado), Frutas, Verduras, Especias, Golosinas (nacionales e importadas a muy buen precio), Cereales, Dulces caseros.

Berenjena XXXXL

Aceitunas de distintos colores, tamaños y sabores. Una delicia

Las gomitas son una perdición, $8 dólares el kilo.

Halva (como el mantecol pero a base de sésamo) y delicias turcas.

 

Por otro lado se pueden comprar souvenirs, ropa de todo tipo, objetos religiosos.

¿Qué comer en Shuk HaCarmel?

El shuk tiene un pasillo principal pero a la vez tiene calles paralelas y transversales que tienen locales con cosas interesantes.

En uno de los callejones encontré una pescadería, que al lado tiene una freídora, unas mesas y te hace un fish & chips increíble.

Fish & Chips

Otra opción es visitar un stand de comidas argentinas, que se llama @CheArgentinianFood que tiene empanadas, sandwiches de milanesa y algunos especiales de cada día.

También nos vamos a encontrar un puesto de que vende Arepas, otro que tiene comida clásica israelí como por ejemplo: Shakshuka, kebab, hummus.

Arepas, así se llama el puesto.

Curiosidades del Shuk HaCarmel

Siempre recomiendo ir el viernes al mediodía para vivir la vorágine que es el ShukHaCarmel en la previa del Shabat.

La gente acosumbra a juntarse con familia o amigos el viernes a la noche, más allá de cuan religioso seas, se trata de compartir un momento de la semana.

Por eso el shuk se llena y la gente sale a hacer las compras para preparar la cena del viernes. Los puesteros están a los gritos, a veces hasta cuesta caminar de la cantidad de gente que hay.

Los precios, por supuesto, cambian según la demanda, así que no si quieren comprar algo les recomiendo lo hagan de domingo a jueves. Para que se den una idea quise comprar una Kipá (gorrito) y el viernes me pedían 50 NIS y el lunes la conseguí por 25 NIS, la mitad de precio.

Otro ejemplo es la verdulería que depende la hora ponen un precio o dan vuelta el cartel y ponen otro.

En resúmen el mejor momento para visitar y vivir la experiencia es el viernes al mediodía y para comprar de domingo a jueves. (sábado está cerrado)

Paseando por el Shuk HaCarmel un día de semana.

Puesto de comida típica argentina @CheArgentinianfood

 

 

Compartí en tus redes sociales