Compartí en tus redes sociales

Empire State

El Empire State es un emblema de New York. Este edificio, construido en 1931, es de los más espectaculares de la Gran Manzana. Su mirador es casi una obligación para los turistas. Hoy te contamos porque.

Ubicado en la 5ta Av y West 34th Street, el Empire State se impone majestuoso. Obviamente, en mi viaje tenía que subir sí o sí. Si vas por primera vez a New York y no subís al mirador del Empire State es como ir a Miami y no hacer shopping (?).


Los pases se pueden comprar en el edificio mismo (así fue mi caso) o por la página oficial. Hay dos opciones, subir sólo al mirador del piso 86, o subir también al piso 102. La primera opción cuesta 32 dólares para adultos, la segunda 52 dólares. Yo elegí la primera opción.

entrada Empire State

Tal como dije compré mi pase en el edificio, y les digo que eso fue un grave error. El Empire State es un descontrol de gente. La fila para sacar el ticket es interminable. Les recomiendo que los saquen antes por internet, se van a ahorrar unos buenos minutos.
Una vez con el ticket en la mano, me dirigí a retirar una audioguía. Las mismas son gratis, se devuelven a la salida. Esta guía es muy buena, muestra videos y tiene 2 horas y pico de material.

audioguía Empire State

Una vez retirada la audioguía comienza un calvario. Al menos en mi caso, la espera para subir al mirador fue de dos horas, una locura. En un sector sacan fotos frente a una pantalla verde, ahí un muchacho dice “cheese” con un tono agudo. No puedo evitar reírme cada vez que me acuerdo.

En fin, después de una espantosa espera se toma el ascensor y se asciende al piso 86.

piso 86

En este piso se encuentra el famoso mirador. El mismo es gigante, con vista de 360 grados.

La vista es indescripitible, te deja atónito. Se ve todo Manhattan, aunque desde el piso 86 no se alcanza a divisar el Central Park. Desde el piso 102 dicen que si se ve el famoso parque, aunque si quieren una vista privilegiada de ese lugar recomiendo que vayan al Top of The Rock.

Chrysler Building

Una anécdota “graciosa”: El día anterior había comprado el Iphone 6S. Mientras sacaba fotos un señor muy amable me pasó por arriba, sin pedir permiso obvio, y mi teléfono casi vuela 86 pisos. Le mandó un cálido abrazo.

En conclusión, el Empire State es casi una obligación para aquellos que visiten New York, en especial para quienes lo hagan por primera vez. Personalmente prefiero el Top of The Rock, pero igualmente, la interminable fila vale la pena.

vista Empire State

Compartí en tus redes sociales