Compartí en tus redes sociales

 

Nuestra experiencia de viajar a Chile en auto, el trayecto por la Ruta 7, el cruce por túnel Los Libertadores y la información para cruzar la Cordillera de los Andes en auto.

ruta a chile

Viajar a Chile en auto

Ir en auto es una pintoresca y económica opción. Si se quiere viajar en pareja o de a grupos, los gastos del viaje en sí son:

  • Cuatro tanques de nafta (según el auto, redondeamos en $700 por tanque)
  • Dos noches de hotel: A libre elección, uno potable y rutero está alrededor de $600/$700 para dos personas. Puede conseguirse un poco más económico.
  • Peajes: en Argentina en total gastan alrededor de $160, en Chile son, hasta Santiago, 10.000 chilenos ($200).

Todo hace un total de, apróximadamente, $4000, redondeado para arriba, e ida y vuelta. Teniendo en cuenta, que un solo pasaje a Santiago de Chile en avión está alrededor de $3200 (de los más baratos), si uno va en pareja, o con más personas, se amortiza mucho más.

Realmente lo considero un viaje que todos deberían hacer por lo menos una vez en su vida. Para el que maneja, si bien es cansador, si hacen intercambio de pilotos se hace muy llevadero, y el paisaje bien vale el esfuerzo.

Buenos Aires – Mendoza

El primer tramo se hace hasta Mendoza. A un ritmo de 120km por hora, saliendo a las 6 de la mañana desde Buenos Aires, hasta la ciudad de Mendoza, son entre 10 y 12 horas. Todo esto depende de cuanto duren sus paradas técnicas y el clima (si llueve se baja mucho la velocidad).

Realmente, es ir todo derecho por la Ruta Nacional 7 (Acceso Oeste por General Paz).

La ruta atraviesa diferentes provincias: Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Luis y Mendoza. En cada cambio de Provincia, la Policía realiza un control de documentación del auto y licencia

mapa

Mi única advertencia: una vez que entraron en territorio cordobés, ni se les ocurra cometer una sola infracción de tránsito. Nos comentaron que la policía de dicha provincia está en plan recaudación, con lo cual a veces los paran, los multan o directamente les inventan una (y lo digo por experiencia propia y otras ajenas). Ni hace falta que recomiende que hagan lo mismo en Chile, los carabineros no son lo mismo que la Federal.

Hasta San Luis, la Ruta es una Ruta propiamente dicha, es decir un carril de ida y otro de vuelta. Recomiendo hacer parada técnica en las Petrobras de Junín y de Vicuña Mackenna, que son las más completas.

A partir de San Luis, es autopista. El único problema es que no hay autos, ni gente, ni animales, bichos, ni vida, nada. Son 2 o 3 horas de la nada misma. Lo que sí hay son carteles pidiéndole a los conductores que por favor se queden despiertos. Una vez que se entra a Mendoza ya se observa algo de civilización.

Mendoza

Si uno tiene tiempo para recorrer la ciudad de Mendoza y se quieren quedar un día, buenísimo, reserven un hotel en el centro. Ahora bien, si uno lo único que quiere hacer es llegar, revolear el auto y la valija, clavarse un Burger King y volver a dormir, recomiendo el hotel Ibis. Es rutero, ni siquiera tienen que entrar a la ciudad, zafa muy bien. Cuenta con estacionamiento gratuito y tienen un Shopping enfrente, para comer a la noche.

Mendoza – Cristo Redentor

El segundo tramo y el más lindo es Mendoza-Santiago. Saliendo a las 6 de la mañana y hasta la aduana de Chile, que está literalmente en un valle, en medio de la cordillera, son alrededor de 3 horas. Una vez en la aduana, son otras 2/3 horas hasta Santiago. Depende de qué día hagan el cruce, es la demora que van a tener en la aduana chilena.

Recomiendo salir lo más temprano que puedan, ya que ver el amanecer y poder parar en la cordillera es lo que más se disfruta del viaje.

Si pararon en el hotel rutero, para llegar a la aduana desde Mendoza, tienen que tomar la autopista (por la que venían) primero en dirección a la cordillera, como para estampársela de frente, y luego en una intersección bien indicada, agarrar dirección Sur. Hay una YPF en el camino, recomiendo cargar nafta ahí.

Una vez en dirección Sur, tienen que seguir los carteles que digan “Uspallata – Chile” (está muy bien señalizado, a diferencia de Chile que es el inframundo de los carteles). Nuevamente se van a poner la cordillera de frente y así comenzar el cruce. Si bien son solo 135km hasta la aduana, al hacerlo a mucho menos de 100km/h, debido a las curvas de la ruta, se tarda más.

Viaje a Chile en auto

Si lo desean, pueden parar a sacarse fotos y a ver el paisaje en Potrerillos, Uspallata, el túnel Cristo Redentor, el Puente del Inca y el Mirador del Aconcagua. O directamente se tiran en cualquier costado de la ruta y se hacen un sensual photobook.

En Uspallata, la cual van a reconocer fácilmente, ya que la zona es más turística, intenten levantar de los puestos del costado de la ruta un sándwich o algo para hacer picnic. Hay que sumar provisiones para la espera en la aduana.

Antes de cruzar el túnel Cristo Redentor, les van a cobrar un peaje y van a tener lugar para hacer una mini parada técnica. Si no contrataron un plan internacional de celular, es la última chance que tienen de usar su preciado aparato en territorio nacional. Recomiendo dar una última señal de vida allí, ya que pueden pasar varias horas antes de encontrar un lugar en Chile con wi-fi.

Cristo Redentor – Santiago de Chile

Una vez llegados a la aduana de Chile, los fantásticos carabineros, además de revisar el auto muy superficialmente, les solicitarán:

  • Cédula verde/azul o papeles de propiedad del auto
  • Licencia de conducir
  • DNI o Pasaporte de todos los pasajeros

Si bien eso fue lo único que nos solicitaron a nosotros, recomiendo además: llevar comprobante que demuestre que el  seguro cubre los riesgos de ir a Chile en auto (lean las cláusulas del suyo antes que contratar otro, muchos cubren riesgos en países limítrofes sin ningún costo adicional), y asegurarse que los cristales del auto estén grabados con el número de dominio.

ruta2

Una vez pasada la aduana, llega el momento en que nos damos cuenta que los chilenos se tomaron muy a pecho el dicho “todo lo que sube tiene que bajar”. Literalmente son 23 curvas cerradas que hacen que bajemos todo lo que subimos en 10 minutos. Hay muchos osados/descerebrados que lo hacen a 80km/hr. Nosotros lo hicimos a 5km/hr, taponeando todos los autos de atrás, y con orgullo.

ruta3

Una vez terminadas las 23 curvas, hay un amable peaje de aproximadamente 6.000 chilenos, con lo cual van a tener que llevar si o si cambio en esa moneda desde Argentina directamente. Hasta Santiago son 2/3 horas más por esa misma ruta, todo derecho.

Y ahora sí, bienvenidos a Chile en auto. Acá podrán ver todos nuestros post de Chile.

Compartí en tus redes sociales