Compartí en tus redes sociales

logoairbnb

Cuando planifiqué mi último viaje a Orlando y Miami me puse a averiguar precios de hoteles y huí despavorido. La opción, en base a recomendaciones de conocidos, fue entonces buscar una casa o departamento en Airbnb.

Así fue como encontré en Orlando una casa muy bonita en Kissimmee a 15 minutos de Disney y en Miami una casa en pleno South Beach. ¿precio? U$S 640 y U$S 800 la semana dividido entre 2 parejas.

Los precios la verdad es que son imbatibles, sin contar las comodidades que ofrece alquilar una casa, llámese lavandería, cocina, PARKING (clave en estas ciudades), etc.

Para que se den una idea, los hoteles con mucho tiempo de anticipación costaban el doble.

 

ejemplo de un hotel “barato”

¿Cómo alquilar por Airbnb? 

El sistema es muy fácil, hay que crear una cuenta, se puede vincular a Facebook o Google y luego de registrarse se puede empezar a buscar, se le pueden agregar decenas de filtros y cada casa está llena de fotos y data.

Lo más importante, en mi opinión, son las evaluaciones de los otros usuarios, personalmente creo que no alquilaría una sin las mismas.

App Airbnb

La app es muy buena y fácil de usar

Obviamente no cuenta con limpieza diaria, aunque alguna propiedad lo debe incluir pero yo no vi. Corre por cuenta de cada uno y además en la tarifa suele haber un ítem de limpieza. Esto significa que antes de irte no tenés que pasar la escoba como Cenicienta (?).

También pueden pedirte un deposito de seguridad, igual que cuando alquilás un auto. Siendo civilizado no tenés por qué preocuparte.

Lo malo de Airbnb

Por supuesto que tiene sus contras y para mí fue la cancelación de la casa en Miami tres semanas antes de mi llegada. Por experiencia personal les digo, no hay nada peor que tener todo armado y que te hagan eso. Todo derivó en una corrida contra reloj buscando otra propiedad.

Por suerte conseguí un departamento en Sunny Isles, pero a U$S 1.800. Caro, lo sé, pero para 4 personas no había nada más barato y Airbnb me había dado U$S 200 a favor por el tema de la cancelación.

Obviamente el importe de la propiedad cancelada fue devuelta por Airbnb hasta el último centavo, incluidos los pesos del 35%.

Un último consejo: no pongan el precio en pesos, busquen en dólares. Al precio ese lo multiplican por el dólar tarjeta. Y, por las dudas, pregúntenle antes al hoster (el dueño de la casa/departamento) si es viable alquilar en las fechas elegidas.

En un próximo post voy a hacer una evaluación de ambas propiedades con varias fotos para que tengan presente esta modalidad de alquiler.

Compartí en tus redes sociales