Compartí en tus redes sociales

Lisboa fue la ciudad que más me gustó, más me sorprendió y más ganas tengo de volver. En parte gracias a la calidez de la gente. Hoy les voy a contar la hermosa experiencia que tuvimos alquilando por Airbnb en Lisboa.

Durante el viaje teníamos varios lugares a los que íbamos por una sola noche y Lisboa no fue la excepción. Queríamos llegar temprano por la mañana e irnos tarde al día siguiente. Buscamos una casa por una noche que esté bien ubicada y dimos con Pedro.

Airbnb en Lisboa

Está ubicado en el centro de Lisboa en la zona de Vasco Da Gama, a pocas cuadras de la peatonal, pocas cuadras de los bares y en una zona muy tranquila para descansar. Es un primer piso por escalera.

Entramos y adentro teníamos un living comedor cocina, todo integrado en L. Después había una habitación, un vestidor gigante y un baño.

La casa está muy bien equipada, muy bien cuidada, muy cómoda. Nos salió $69 dólares la noche y entran hasta 4 personas.

El Host

Cuando uno alquila por Airbnb no sabe quien es el host que lo va a recibir, con que se va a encontrar. Pero creo que merecía un párrafo aparte.

Desde el momento en el que confirmamos la reserva nos preguntó a que hora llegábamos. Nos ofreció ir a buscarnos al aeropuerto (como teníamos mucho equipaje no pudimos coordinar). Estuvo explicándonos sobre el departamento cuando llegamos y sobre la ciudad, lugares para ir a comer.

Pero lo más importante es que al día siguiente nos íbamos a las 9 de la noche y necesitábamos un lugar para dejar el equipaje. Nos dijo que si seguía disponible el departamento podíamos dejar el equipaje ahí y que si no iba a ver como nos ayudaba.

Al día siguiente nos confirmó que lo había reservado y nos dijo: “dejen el equipaje en el departamento. Vayan a pasear que lo llevo a otro departamento que tengo disponible y ustedes lo buscan ahí”.

La llave

Todo perfecto, nos fuimos a pasar el día a Cascais y volvimos a la tarde para buscar el equipaje e ir a la termina de ómnibus. Nos dijo que la llave del departamento estaba a mi nombre en un café a la vuelta que cerraba a las 8.

En el café nos dieron la llave, y dimos la vuelta manzana para ver cual “Feliz domingo” llave abría el departamento. He aquí un problema, la llave no abría el departamento, y nuestras valijas estaban adentro. ¿Nos habíamos equivocado de puerta? ¿La llave era esa?

Teníamos 1 hora y media para conseguir solucionar el problema. Lo llamamos y nos dijo “ya me ocupo de solucionarlo no se preocupen”. A los 5 minutos me llama y me dice que vaya a la puerta y espere a la señora Marta.

Efectivamente apareció Marta. Nos abrió la puerta y nos dijo que nos quedemos el tiempo que querramos, que usemos los baños, cocina, o lo que necesitemos.

Estuvimos 10 minutos mientras esperábamos un Uber. Nos fuimos felices de haber conocido a Pedro y que haya sido nuestro Host en nuestro alquiler de Airbnb en Lisboa.

Compartí en tus redes sociales